6 de junio de 2013

ELIO BOCHA GERARDI "Idea de otredad"


                                                     Elio Bocha Gerardi


José C.Paz – San Miguel- Capilla del Señor

“Yo fui, yo soy, yo seré”
R.L

 Para pau.
Elio, male, charo, lucia, rodo, viole, cami, victoria, julia y Carmela.
Dante, luca, Olivia, amanda, cielo.
Y los que sigan…



Y SI EL VERSO

Y si anduviera
La humanidad
            Por ahí
     Como un gato
Sin perro que le ladre
Y divisaras la mano
            Que disparó los versos
Aun antes
          O
           Después
De la batalla
Si cada hueso mío dejara al descampado
Obligándome a cordero
            Sin voz
                   Que lo nombre
Y nos nombre
Nos haga certeza
            De sombras o iluministas
            Candil
            Inmaculado
Que apague o beba
Su furiosa propia pasión

Sería sangre en el camino
             Solo encerrado
             El carácter
             Del signo
En un papel donde se prolongue a la muerte.

Entonces 
           Camarada
Clavo ahí
        La justicia del verbo
                Propinado
Sumado más a una música
                      Un fusil
Abriéndome el corazón a las patadas
Despedazando el pecho
                Arrastrando su sudor
                      Sea
Hasta el semejante y cabe en su memoria
En su grandeza
En su costado
Y se abrigue de los canallas,
                  Tal vez
El signo quiera armarse
Y flote aun en el diluvio
Que se llevó a los hermanitos
Y pueda mamar todavía
                    Insegura
                    Su sesgo de pólvora de “YENAN”
                    Su “LUNA CON GATILLO”
                    Su “ NOMBRE DE BARRO ANDALUZ”

Abastezca digo
                    Sus “ROJAS PREGUNTAS”
Que haga temblar el paradero
Con su ronca garganta extremista
                   E insista
Hasta devolver el papel al DATSIZBAO
Y se haga pared
Hasta moler el ladrillo
Para que lo escrito quede encima de la tierra.

Trátese aun que la revuelta se demore
Se haga prisionera
Y halla NAZIN en la emboscada de la noche
Y entonces
               Sea hoja de otoño y llegue al siglo
Y hable de WALSH y de URONDO
Y no sea contrario o tesorero
Ni muerte que se bañe dos veces en el mismo río.
Digo
         Compañero
Que el mundo no albergue cajones ni cestos de basura, me refiero
         A la epopeya del látigo
Que prosigue los signos, la grafía
La invencible hoja clandestina de los versos
Cuando no se truecan en el mercado
Y no se endulzan en la mierda.
 Digo
         Entonces
                    Compañero,
No se mienta
Saque de ahí su pólvora
Que he de partir la noche en mil pedazos
Quemando imperfecciones a la letra
Hasta que la espesa marea
Haga nacer-morir-romper los calabozos del papel
Y espante a las bestias
Y nazcan hijos sucios como llamas en guardia
Para la dicha de la dignidad del poema
Para encontrarlo siempre
En las puertas de la tierra 
Que así sea.


ME GUSTO

Me gustó que tengas cara de enojada,
Me gustó semidormida semidesnuda semiclara
Me gustó verte y que me abraces y temblar y que solo eso,
Que fueran blandos tus labios
A la entrada de mis besos como húmedo algodón,
Y eso
Que no te pido más
Que cocines
Que seas lúcida que se yo
Y fueras fugitiva un instante esta mañana
Sobreviviendo al umbral de mi tabaco
Destituido de mi otra vez en tus días,
Vulnerado en la posibilidad de la palabra
Donde la vida se extiende más allá del otoño
Y el tacto
Y el olor a vos
Es el exilio
De la bestia agitada de tu nombre.


AQUÍ

Aquí ando
Como un ladrón de fin de mes,
Amaneciéndome la esperanza,
Apagando el diario,
Gritando donde caen piedras.


POR EL BARRIO

Hay un frío memorable entre un fragor de palanganas
Hay una bomba
Y un balde
Y una soga con pañales,
Un patio
Un tazón de café con leche
Y un cielo más claro si pudiese,
Hay estrellas que tintinean de reojo
Y de reojo también tintinea la pobreza,
Hay árboles, muchísimos y disimulados entre algunos cables,
Tierra
Calles de tierra
Y veredas como caminitos de hormigas
Que se pierden y se asientan
En mandados de ida y vuelta,
Hay una sensación de tumulto descansando
Hay domingo con cumbias tango y rockanrol,
Futbol, asado y televisión,
Hay también colmenas enredadas de esperanza
Lamparitas incandescentes
Y amantes amados y desengañados,
Hay un tufillo a sinsabor
Y un tedio insospechado casi campestre,
Hay un remolino de pibes en la esquina
Y cerveza y canchita y discusión,
Alambrados afiebrados y linyeras de entrecasa,
Hay alguien que corta el pasto
Otro reza y otro grita gol,
Hay coches como carros y perros a montón,
Ladrones, obreros, vecinas y gritos por Perón,
Hay, como te digo,
Un barrio como vos.


ENCONTRARTE

Hay un decirte, que figura
Donde una onda se hunde en la calma,
Hay un espacio recurrente de la memoria
Y un lenguaje inagotable de gestos para partir,
Una calle desnuda esperando
Que nuestros cuerpos se acontezcan
Y hallen el la voluptuosidad de la época
Su flaco servicio de ropa.

Hay un asesinato de hombres mudos,
Y yo me atrevo a quererte,
Hay una violación de niños en el barrio
Y yo debo encontrarte de un modo suficiente
Para que mis manos
No mueran miserablemente
Con esta suciedad sin respirarte.



B


B ve a la patria
De espaldas
         Y a la deriva,
B ve a la patria mojada
          Y en fuga,
Y golpea el extremo de sus dedos en la mesa.
B ve a la patria de espaldas
B ve a la patria a la deriva
B ve a la patria mojada y en fuga
B piensa en cosas humanas
Y cree que la patria vendrá a buscarlo al atardecer,
Le comprará la tensión a su bostezo
Y el agua estúpida de su dulce saliva.
B ve a la patria de espaldas y a la deriva
Ve a la patria mojada
Ve a la patria en fuga
B tiende sus brazos a la nada
Ignora a la patria.


B 2

B ama a esa mujer
Es capaz si pudiera
Derramar el azul de su curva demorada
Por entre el miserable percatarse de sus ojos.

Ho, B la amaría
Siguiendo los andrajos de la maravilla
Con el registro tenue de su corpiño
Y el flanco de su nalga

En realidad
La altura de su espacio
Acabará con todo,
Su credo manufacturado
Habrá cubierto por completo su desdicha
Y creerá amarla
                          Si pudiera.



ALGO PASA

Algo pasa cuando el miedo
El tercer ojo puede dar un salto en la noche.
A caballo de este país
La claridad de tu nombre,
O lo que implique y corra el viento de tu nombre.

Nadie nos mira:
                               O sea
                               Que hay escenas que estallan
                               Mientras pensamos
                               Y nos sobrevive todo,
Convalecemos
Arriba
Entonces
Sobre la tierra
                Escasos
Y generosos.




DECÍRTELO

Que estallen las palabras
Que se pierdan
Que sea un cross en la mandíbula
O detrás de la oreja
Que ensucie el cielo o la tierra
Que grite carajo, que vomite
Que resuelva
Que se vaya si quiere que se mienta
Que se tape los oídos y que le duela
Que sea bronca el vientre
Que ovaree dulcemente
Que me extrañe tal vez o que se nombre
Que me cuente los lunares a la hora de la siesta
Que muerda el lado oscuro del poema
Para todos los días
Una mujer vistiéndose en madrugada
Como una bruja lagrima cintura
Como parte como cuerda como floja luz redonda
Para no verte más
Para también ser ronca cuando la patria se cae
Para eso señora levanto las ventanas
Y dejo soltar grititos como edades salvajes
Y que sucedan cosas
Y que me odie marte
Y ser jirones y veneno y bandera
Y todas las noches ofrecerte un concierto
Donde los animales se enardezcan
Y hacerlo pequeñito al mundo en que te tuve
Como un manojo largo de lentas decisiones
Que se yo
Esto es difícil
Y es de noche
Y me gusta decirte
Con el olfato lento
Que hay ojos y espesuras por donde la calle entra
Que las mañanas flotan
Que se asciende algo claro por donde el mar nos cuenta
Y se hacen rinconcitos para husmear los detalles
Donde la vida lava las ausencias
Decírtelo nomas
Y recordarte
                Que esto es difícil
                Muy difícil
Pero vale la pena.


EXPLOSIÓN DEL DÍA

Estará ese llamado solamente
En la sucia bocacalle del dolor
Donde los cuervos
Realizan su festín ritual
Evitando los nombres,
Lo hubiera llamado simplemente muerte;
Pero una lógica inmutable nos dice el resultado
Más acorde a la voluntad de la razón:
                                               Derrota.
No habrá un seguro despertar ni un sumergirse
Sí, una construcción precisa de la alegría
Que nacerá de la hospitalidad de la multitud
Ligeramente atada a una estética de bajo fondo
(incompresible para el espíritu de clase de los cuervos)
Entonces,  los hombres (nuestros hombres)
Serán delicados pájaros de otoño,
Algo así como el patio infinito de las asambleas,
Donde ellos tardarán en llegar
Perdidos en el ejercicio de las explicaciones a la prensa
Y nuestro cuerpo será revolución,
sino para nuestra ciencia de certero socavón
Convenientemente niños desconfiados
Rumiando el sol y polvo sacudiendo.