19 de septiembre de 2016

Karina Fabiana Cartaginese




Karina Fabiana Cartaginese nació el 22 de febrero de 1971. Es bailarina. Publicó Hilo que viajas (2005),  Saltar los pies  (2005),  Tríptico  (2007),  Antepasadas (2007),  Ellas (Ediciones La Parte Maldita, 2013. Participó en las antologías Ama-Zonia 3.0 (Pájarosló Editora, 2008), Pájaros en la frente  (Pájarosló, 2011),  Exit 75  (proyecto Tori Amos, 2015). Textos suyos aparecieron en revistas como  Zorzalita, La Avispa, Siete borreguitos, Tendé y en los sitios webs Transtierros, Lak-Berna, Vía Combusta y El Infinito Viajar.
Actualmente vive en José C. Paz.


Algunos de sus poemas fueron hechos canción.


Mi chico verbo

A mi chico verbo le gusta hacer ruido
le gusta lijar martillar engrampar atornillar
le gusta componer su propia banda sonora
cantar mientras trabaja o mientras cualquier cosa
hace que el timbre funcione lo hace ruido
mi chico verbo me da luz me da electricidad
ah…
mi chico ruidoso con silencio de campo dentro
puentea la corriente él es chispa y relámpago
mi chico lanceolado de unos dos metros de altura
con talle erguido ramoso áspero velloso
es más un verbo que un adjetivo
mi chico hace que hermoso sea un verbo ruidoso
ah…
mi chico ruido escribo tú verbo en mí…


Pasionaria

Antes de que vengas a casa
ayudo a la Pasionaria a trepar
me gusta su dirección espiralada
las pestañas postizas de su flor
ojo entrecerrado a esta hora
esperándote para abrirse
cuando te hagas luna
o cuando te hagas todo sol

mientras  me entretengo verde
tironeándole tiernamente los rizos
como hacés conmigo
mientras me enredo en vos.



                                                                                                                                            Globo rojo        


Es cerca de medianoche, estamos volviendo a casa, casi corremos para que no se nos escape el tren. En una de las veredas sale a nuestro encuentro un globo rojo. Vos me decís que lo patee y yo decido reventarlo, para oír el ruido de la explosión de nuestros corazones llenando el aire con el aire de ese globo, pariéndonos en el estallido, y vemos como casi instantáneamente nacen miles de globos rojos, esperando que los estallemos todos, hijos de nuestros latidos globulan el aire.
En el tren te digo que no quiero dormir porque dejo de mirarte. Me decís que cerrás los ojos para dormir pero igual me ves, con un globo rojo en la mano.

                                                                                                                                
Trazos celestes



Se acerca la noche y pienso en ofrecerte constelaciones de pecas y la pequeña luna oscura de mi tobillo derecho. Ríos azules se bifurcan fluorescentes en los brazos.



(Textos de Nos Comenzamos, editorial Huesos De Jibia 2016, en proceso de edición)




Àngel -Cd Nueve- Maxi Silva Karina Cartaginese



                                                                                             

No hay comentarios.:

Publicar un comentario