Carlos David Rodriguez

 

       "En fin, a lo que iba es que la inteligencia carga con pasado, con muchos errores y golpes contra la pared. De no ser así no sería inteligencia. En pocas palabras, la intelectualidad no camina por la calle, va por la vereda. Ahí está la diferencia"

                                                   Carlos David Rodriguez en Entrevista de Literariasriodelareconquista.  

*Texto del autor "CON CARA DE ESTÚPIDO"

*Biografía.

*Contacto y enlaces a su obra. Fotos


Entrevista de Literariasriodelareconquista a  Carlos David Rodriguez  

1. ¿La literatura en tu vida Carlos o vos en la de ella?

Yo en la de ella, pidiendo permiso y con el mayor de los respetos. De muy chico me interesé por las historias, como más me gusta decirles. No suelo hablar de cuentos, porque a veces no tienen base ni final, simplemente son imágenes que transmiten y ahí es donde está todo, en el mensaje, en el "como", en el detalle que distingue la palabra justa de la palabra de más o la falta de labia. El problema es cuando uno capta que realmente la literatura no es solo el compendio de palabras en forma de puñales o rosas, sino que es más que eso. Hablo de darse cuenta que uno al menos es un poquito más sensible que el resto. En ese pequeño detalle, donde uno puede escuchar, observar, comprender y contar, se encuentra la verdad. Y la verdad no tiene que ver con la realidad, no para mí. Es el fondo de las cuestiones, los "por qué". La vida no es respirar, es vivir, y eso ya dice demasiado. Las letras hicieron la historia y todos nadamos allí, en mayor o menor medida.

2. Tu primer texto literario, ¿quién te dijo que era literatura?

Yo mismo, supongo. No puedo decir una edad, porque no recuerdo, pero sé que estaba en los primeros años de primaria cuando escribía historias de zombis, con dibujos y todo, ja. Siempre me gustó el terror y, sin embargo, de grande nunca escribí nada al respecto. Siempre me gustó escribir. Al estudiar periodismo me acomodé, por decirlo de alguna manera. Vivía escribiendo en el tren, durante el trayecto de casa al centro, las cosas que veía. De hecho, muchas historias de mi libro (De calle, desamores, delirios y suicidas) salieron de los viajes en tren o de  las imágenes que me devolvían las vidrieras de los bares o cafés, cuando veía pasar personas corriendo, caminando, riendo o llorando y trataba de adivinar sus cuestiones.  

Volviendo a la pregunta, nadie me dijo que era literatura. Nadie en particular al menos, me di cuenta en las miradas, en los gestos de quien me leía. No siempre pasaba, obvio. Me refiero a producir una sensación, meter el dedo en la llaga sin querer o acariciar un bobo muy acelerado diciendo que "va a estar todo bien" sin decirlo.

3. ¿En tu contexto matriz o familia, había lectura?

Muy poca, pero si había. No podría saber cuál fue el primer libro que llegó a mis manos ni de qué manera. Pero si puedo decir que los que me impactaron de chico, adolescencia, diría o pre-adolescencia, fueron Roberto Arlt y Fiodor Dostoyevski. De esos no había en la casa, nunca nuestra, que alquilaban mis viejos. No sé si había libros tampoco. Y aunque reniego de lo institucional, a veces, por decir, la escuela: educación o aggiornamiento, es una guía, una base imposible de esquivar y está bien que así sea. Antes de despotricar, hay que saber de qué se habla, ¿verdad?

De todas maneras, gracias a mi vieja, que vivía cagándome a pedos para que estudie, ("para ser alguien", como se decía) es que llegué a darme cuenta que me gustaba leer y escribir, que me gustaba inventar. Si fuéramos realmente creados a semejanza de un Dios, eso quiere decir que somos creadores. Pero la tecnología distrae demasiado y quema la imaginación. Nada raro, como lo suele ser, todo tiene doble filo. Ni bien ni mal, esta lo que sirve y lo que no. A su vez, lo que le sirve a fulano, no me tiene porque servir a mí.

4. ¿Lo intelectual o lo inteligente?

Lo inteligente, sin dudas. La inteligencia de verdad, esa que va de la mano de la sensibilidad. La de mirar a los ojos e intuir que dicen, detrás de la mirada (no importa si se adivina). Es saber cuando hablar y cuando cerrar la boca, cuando pedir permiso y cuando servirse lo que es de uno. Puede ir acompañada de intelectualidad, pero sin eso "artesanal" que hace falta, jamás será lo mismo.

Siempre se está aprendiendo, al menos, las clases están ahí y los profesores, uno puede escuchar o hacerse el sota. Duele aprender si, por eso el que más sabe, es el que generalmente menos sonríe, y no es poético. La sonrisa de adentro no es la misma que uno muestra hacía afuera. Hay sonrisas tristes. En fin, a lo que iba es que la inteligencia carga con pasado, con muchos errores y golpes contra la pared. De no ser así no sería inteligencia. En pocas palabras, la intelectualidad no camina por la calle, va por la vereda. Ahí está la diferencia.

5. ¿A los lectores qué importancia les das?

Ellos son los que obligan y no permiten que uno abandone. Son los que te hacen sentir menos solo. Porque cuando uno escribe lo hace en soledad, recién cuando se transmite la obra toma real sentido. Antes no. 

Conté hace poco, en Facebook, que terminando mi presentación en la Primera Feria del Libro de San Martín me pasó algo muy emocionante. Una mujer se acercó al lugar y se sentó en un costado, sin despegarme la mirada, escuchando atentamente el cuento que elegí para cerrar: Entre moscas, que es un diálogo donde solo aparece la voz del protagonista, un tipo que va a que le adivinen el futuro y le saquen la angustia, pero no cae en las manos que él había imaginado. La cuestión es que cuando terminé de leer, esta señora se me acercó muy movilizada y me felicitó, casi al borde de las lágrimas. El tipo alto que estaba con ella también se acercó, me dio fuerte la mano y me miró a los ojos diciéndome: "muy bien, vas bien" (eso lo dijo con la mirada). En ese instante, no me di cuenta, pero cuando los vi alejarse, caí en que eran dos personas en situación de calle.


Con cara de estúpido

La pista de baile aguardaba repleta. Yo, sentado contra la pared del lado de los borrachos trataba de interceptarla con la mirada. Ella era la última dama sin caballero. Sin embargo, nunca me acerqué. De hecho, ni siquiera podía levantarme por los nervios que me carcomían la consciencia a medida que pasaban los minutos.

Todos los días la veía llegar, ubicarse en su pupitre y sacar sus útiles con una serenidad capaz de amortiguar cualquier ofensa. Seria y callada esperaba la aparición del maestro de turno, como si nadie estuviese a su alrededor. Actuaba con la soltura de esas personas mayores que saben cómo reaccionar ante la más incómoda situación.

Desde el primer instante en que la vi pude sentir eso de lo que tanto hablan y repiten con la analogía de “mariposas en la panza”. Una satisfactoria sensación de bienestar recorrió mi cuerpo entero como un cosquilleo que, al huir, dejó pintada en mí la cara más estúpida.

Fueron sus dos luminosas iris color piedad las que embaucaron a mi soledad. Sus labios, que cerrados dibujaban la M de mi detestable “mañana le hablaré” y que abiertos delataban su voz de niña adulta y decidida. Fue su redondeada y corta nariz que adornaba la unión de sus mejillas, a simple vista, suaves como la caricia de una madre. Fueron su cabello de ángel, cuyas ondulaciones recortaban sus hombros de mujer, y el aroma a inalcanzable que dejaba al pasar indiferente por mi lado.

La edad del pavo para todos era para mí una auténtica edad de piedra. Inmóvil me quedaba al verla caminar. Esas palabras justas que tan taxativamente había ordenado en mi mente para hilar la oración más perfecta, se desvanecían de inmediato cada vez que me acercaba. El castillo de barajas más alto que podía armar se derrumbaba con la más mínima brisa.

Ella no me veía. No sabía que existía y compartíamos el mismo salón durante cuatro horas diarias. En dos años jamás descubrió el color de mis ojos. En dos años nunca me sonrió. En dos años no me atreví ni a saludarla. Es que, al actuar, todo lo planeado se moría en mi imaginación y entonces me resignaba a esperar la próxima oportunidad.

Así fue que la noche del baile, luego de tomar coraje fui al baño para salir al ruedo y esta vez iba en serio me juraba. No sé cuánto tardé, pero cuando volví para invitarla no la encontré donde mi vista la había dejado. Me quedé parado para ampliar el panorama y poder divisarla. Lamentablemente, siempre sufrí la ventaja de ver lo que otros se pierden. Quedé perplejo. Mi corazón comenzó a gritar y a rebotar enfurecido como un encarcelado que no aguanta la prisión.

Estaba contra una pared, cerca del baño de mujeres. Un chico más grande que ella la había tomado de la cintura y le decía quién sabe qué al oído. Reían y hasta parecían felices. Él llevó una mano debajo de su falda y la comenzó a arrullar mientras, de a poco, la apretaba con fuerza contra el paredón. Ella parecía experimentar cierto dolor, pero sonreía. Nadie parecía estar prestándoles atención, excepto yo.

Quedé aturdido, atónito, destruido. Pero, ¿por qué razón me sentía así?, si ella no era mía. No me pertenecía y ni siquiera sabía de mi existencia. Entonces, ¿qué me ocurría? Salí corriendo a la puerta de salida, cual si hubiera visto lo más horroroso de mi vida. Necesitaba desahogarme de una traición que, por cierto, no era tal. De un engaño imposible de ser. No obstante, me notaba humillado, como el marido que después de celebrar la boda de plata descubre a su amada en la cama de otro hombre.

Qué paradoja. Tan débil y cobarde para decir lo que sentía sin tartamudeos ni ocultamientos. Sin embargo, tan valiente como para atar con fuertes nudos el cable y saltar de la silla sin pensarlo dos veces.

Carlos David Rodriguez. 

de su libro De calle, desamores, delirios y suicidas 





Carlos David Rodriguez (03/03/1988). Técnico en Comunicación social, escritor y armoniquista. Actual vicepresidente de la S.A.D.E. Filial San Miguel, miembro de EIMA (Escritores Independientes de Malvinas Argentinas) y columnista de la Revista Nuevas Letras. Autor del libro de cuentos "De calle, desamores, delirios y suicidas"

Trabajó en Crítica digital y revistas como RETO o La otra realidad, todas en Capital Federal. También fundó junto a unos colegas la desaparecida revista NUDO Rock y Arte (http://nudorockyarte.blogspot.com/), y ha sido colaborador de la Revista Crepúsculo y del diario Tiempo de Tortuguitas, localidad que lo vio crecer y donde ha conducido dos magazines radiales en FM Country. Al mismo tiempo, fue dueño de un sueño llamado El Terco Bar Rock, lugar de encuentro de bandas y amigos de toda clase. Tiempo después formó un grupo de rock de covers llamado Peores Nada. Al dejar la banda, luego de rodar por bares de la talla de Mitos Argentinos o XLR, se unió a Espíritu Salvaje, donde sigue hasta la actualidad.  

Sin embargo, nunca se alejó de la literatura y hoy en día publica en su reciente Instagram (davidrodriguez1988) pequeños textos o poemas que son un pantallazo de una forma de ver la vida.


*Contacto y enlaces a su obra

Página web: https://davidrodriguez1988.wixsite.com/elterco

*Revista Crepúsculo

N° 15 Ansia: http://www.fundaciontrespinos.org/viajantes-utopicos/

N° 27 Identidad e Historia: http://www.fundaciontrespinos.org/retazos-de-una-misma-bandera-herederos-desheredados/

N° 29 Destino: http://www.fundaciontrespinos.org/tres-historias-posibles-por-carlos-david-rodriguez/

Perfil Instagram: Escritor, periodista y armonicista. Miembro de SADE San Miguel y del grupo de rock Espíritu Salvaje. Próx: "De calle, desamores, delirios y suicidas"

CONTACTO:

INSTAGRAM: davidrodriguez1988 https://www.instagram.com/davidrodriguez1988/?hl=es-la

FACEBOOK: Elterco davidrodriguez1988 https://www.facebook.com/ElTercodavidrodriguez1988

SITIO WEB: https://davidrodriguez1988.wixsite.com/elterco

YOUTUBE:   Carlos David Rodriguez

 CUENTO "CASADO CON ELLA" EN PODCAST MEXICANO audio:

https://radiopublic.com/el-buen-cruel-GyN5z4/s1!e24a4

 




Leandro Solares "Petricor"

 

 Leandro nació el 23 de diciembre 1990.

De Moreno.

Vive en San Marcos Sierra, Córdoba, Argentina.


Su Libro Petricor   
Lo conseguimos a través del autor 



mercado pago,    alias: leointegridad   

  






  Petricor  

Solares, Leandro  
 Petricor / Leandro Solares. - 1a ed. - La Plata : Vuelta a Casa,  2021.  
 74 p. ; 20 x 14 cm. 
 ISBN 978-987-8336-92-3 
 1. Poesía Argentina. I. Título.  
 CDD A861  



Un mundo libro 

Me pierdo en un mundo libro, 
Salto a los escalones y me mezclo entre versos 
para descansar en la poesía. 
duermo hasta llegar al sueño agitado, 
de una historia hecha novela. 
En un bosque sonoro me pierdo, 
me sobresaltan los verbos 
y me cautivan los sustantivos. 
las pulsaciones continúan con puntos en negrita,  despierto cuando se da vuelta la página, 
y otra vez en otro capítulo de algodón. 
Camino por estas líneas encontrando el oasis en las sensaciones  vivas. 
Quizás llegue el punto final, 
quizás antes de que me encuentre el prólogo, 
salté de este libro para caer de nuevo en, 
tu mirada de cristal.


El pensamiento del solitario 

¡Yo odio lavar los platos! No hay un porqué pero así es. Eso no tiene  explicación, lo que sí tiene explicación es el perfume de la comida  preparándose, navega hacia a mí y me lleva a colocar todos los  platos, corro a buscar el pan. Me nace solo, como luego saborear un  buen vino… 
Pero lavar los platos, no puedo. Yo me lavo, lavo las manos, lavo la  vida, con agua clara, con agua viva. Pero los platos no. Yo los lleno,  llevo y comparto. Porque el significado es compartir, con  amistades o también con la pared… Muchas cosas tienen  explicación, desbordan de motivos como cuando la música mueve  mi cuerpo. Lavar los platos quizás es solitario, quizás quiere decir  que la fiesta terminó, que la reunión finalizó, por eso no me gusta.  A mí dame siempre una mesa repleta de música, personas y amor.




Alfredo Legnazzi


Mi nombre es Alfredo Legnazzi.
 
Soy
Escritor,
Periodista,
Guionista
Editor de La Lupa Ediciones
Coach Ontológico
Metafísico
Práctico en PNL
Profesor de Aikido 
Contador Público
Perito judicial,
Síndico concursal
Agente de la Propiedad Industrial

Todas mis actividades se interrelacionan al momento de escribir.

Mi deseo es compartir con Uds. mis pensamiento y reflexiones



Un poco de publicidad literaria: 
Para los que no me conocen, estos son mis libros publicados. Cinco novelas, dos libros de cuentos, dos libros de reflexiones, un guion cinematográfico y un libro de poesía.
Libros terminados y no publicados: cuatro novelas, un libro de reflexiones y tres de poesía. 
En proceso: varios proyectos simultáneos. Principalmente novelas.
En el próximo mes de abril presentaré Historias Desencadenadas y Juicio a Un Tal Fulano.
A fin de este año publicaré mi sexta novela, del género policial.
Gracias. 
PD: Proximamente informaré lugar, día y hora de la presentación.

Alfredo Legnazzi

8 de enero 2022 · 

 

Entrevista-charla con Alfredo Legnazzi :

AGOSTO, 2022

1-¿Escribiste algún episodio soñado?

Desde el momento que todo lo que escribo primero lo visualizo, te puedo decir que todos fueron soñados. Soñando despierto por supuesto.

Hay momentos en que siento que todo es motivo de inspiración. 

Es como estar con las antenas bien sintonizadas. En ese momento se abre una puerta y lo que llega, las ideas, los pensamientos, las emociones, pareciera que se abalanzan e ingresan en forma compulsiva a mi Ser.

Después de procesarlo por algunos días, como digo siempre, le llega el mensaje a la mano que empiezan a “teclear” en la computadora, y tengo esa sensación de que escriben solas.

Puedo hacer el ejercicio de estar mirando televisión, o escuchando a alguien que me habla y al mismo tiempo, el inconsciente le dicta a las manos para que escriban. Es increíble.

Más allá de que todos los episodios son soñados previamente, me conmueve mucho cuando llego al final de una novela.

Tengo ese cosquilleo de pensar cual será el mejor final. Ahí las ideas me bombardean. Es como si un equipo de colaboradores participara en un torbellino de ideas, y yo las voy escuchando.  

Finalmente, pongo en “la procesadora” todas las ideas, y así sale un final único, una sola idea, confiando que esa será la mejor. El final soñado.


2- Juguemos...¿Literatura es una mujer en vidriera con el sostén varón de ser libro? 

Siguiendo con los sueños, siempre me pasó que todo aquello que veía y por lo cual sentía una emoción de alegría, de felicidad, sabía que era algo que quería hacer. Decía, yo quiero estar allí.

Con la literatura me pasaba eso, entre otras cosas, no solo con la literatura. 

Por eso tengo múltiples profesiones, pero yendo a la literatura, no la del colegio, ni la clásica, sino aquella que leía cuando era socio del círculo de lectores, de autores no tan conocidos, yo los leía y me preguntaba cómo podía hacer yo para escribir una historia así.

La literatura, las novelas, los cuentos, la poesía, los veía como vos decís, como a una mujer en una vidriera, con el sostén, o la veía de la mano de otro y me preguntaba cuando iba a tener yo esa suerte de tener una mujer así.

Y yo, en mi vida, estaba con mi libro vacío, por lo menos en ese aspecto. 

Mi vida se completaba con otras cosas, otras experiencias, pero el libro que decía “Literatura”, estaba vacío, lo tenía que llenar. 

Tenía que seducir a esa mujer para que quisiera estar dentro de mi libro, para que se sintiera mimada, protegida, amada, acariciada.

Nunca escribí para llenar páginas y solo para decir que escribí algo. Es como tener sexo sin amor.

Tengo libros extensos, de más de 300 páginas y otros más cortos. Pero eso solo refleja la intensidad de mi relación con la literatura y los momentos diferentes en que estoy contando mis historias.

Siento que cuando llega el momento de escribir, esa mujer sale del escaparate, y se deja llevar. 

La emoción que yo siento cuando estoy llenando mi libro con todos esos detalles tan cuidados, con una profunda emoción en cada paso que doy, con el respeto que tengo por esa mujer, llamada Literatura, que se siente tan feliz de estar en mi libro, de estar conmigo como varón, y encuentro esa coincidencia, la de mi felicidad con la de ella, siento que pasé esa línea que me separaba de aquello que veía cuando era niño. 

Siento que mis libros y la Literatura son Uno. Como somos todos Uno con el universo. La literatura y mis libros son Uno. Y yo Uno con ellos. El Uno no es ni más ni menos que el Alma para los siete principios de Dios.


3- ¿Qué importancia resuena cuando publicás, referida al lector?

Empecé a escribir mis primeros cuentos cuando tenía 16 años. 

En ese momento escribía para mí y no imaginaba que iba a publicar un libro alguna vez en mi vida. 

Hoy y desde hace muchos años (desde que tenía 48), siento que el lector, aunque sea alguien desconocido, es mi amigo y yo soy su amigo.

Como los escritores que yo leo, que los considero parte de mi familia. Siento que la relación que hay con los lectores, es de esa intensidad.

Cuando estoy terminando de escribir un libro, automáticamente me transporto al momento de la presentación futura, mi presentación personal. También me veo en la feria del libro, en la que participo como expositor desde el año 2011. 

Tengo un gran respeto y cariño por los lectores. Me gusta cuando me preguntan si ya tengo otro libro escrito, o cuándo voy a publicar el próximo. 

Además, en cada presentación que hago, yo les anticipo algo de información de mis próximos pasos literarios y siempre, en el video final, con el resumen de mi trayectoria, tengo una pantalla que dice “próximos lanzamientos”. 

La gente que está presente, muchos quedan enganchados con esa información.

En síntesis, muy contento con mi relación con los lectores.


4 - ¿La sorpresa como 1er lector de tus obras?

En estos tiempos me siento más sorprendido que nunca y te digo por qué.

Desde que publiqué mi primer libro, en 2011 (escrito en 2007), siempre tuve dos o más libros escritos sin publicar. 

Por eso, tratando de publicarlos en forma cronológica, cuando le llegó el turno de publicación a esos libros, por ejemplo Retrospectiva, mi tercera novela, estaba escrita dos años antes. 

En el momento de publicarla, cuando empecé a corregir y releer, había tomado distancia de eso que había escrito hacía dos años y tenía esa sensación de que lo había escrito otra persona.

En la actualidad, estoy corrigiendo una novela policial que escribí en a fines de 2019 y principios de 2020. Dos años y medio después.  Eso me da esa oportunidad de sorprenderme, de la misma forma que sorprendo al lector.

Soy un lector más, asombrado de esa ingeniería literaria que utilicé para dar pistas falsas, indicios de cosas que después no son, crear sospechosos, finales que parecen cantados que después no son así. 

Soy un lector más de todo eso y me pregunto de donde salieron esas historias, cómo fue ese proceso mágico para combinar estas palabras y que obtenga ese resultado maravilloso.

Esa es mi visión como lector de mis obras. 

Y mirá que hace algunos años, cuando tenía publicado los cinco primeros libros, me animé a releerlos, y si bien me dije, “esto lo hubiera cambiado, esto otro era mejor así o asa”, también dije, “guau, me gustan”.

Y ahí es donde me siento con más ganas de escribir.

En este momento tengo adelantados, seis libros, ya terminados, por lo que el proceso que te dije, seguramente va a ser más largo que dos años. Veremos cómo sigue esta historia.

Antes de fin de año voy a publicar mi sexta novela y décimo segundo libro.

Todos esos libros que te cuento están guardados, terminados y sin publicar. 

Solo tienen que ser re leídos y corregidos. Tengo tres novelas, un libro de relatos y experiencias personales, tres libros de poesía y un libro de cuentos en proceso, que por la extensión que tiene cada cuento, y por la cantidad que tengo planeado escribir, me animo a adelantar que van a ser dos libros. 

Así que tengo para rato. 


5 -  Ayudás a otros en el marco literario, afirmación dado tu mapa de difundir y entrevistar a otros... 

He ayudado a otros en muchos aspectos. Como entrevistador, tuve un portal digital durante seis años. Se llamaba La Lupa Cultural, y en ese tiempo entrevisté a mucha gente. Algunas de las entrevistas son las que viste en esa sección de mi blog.

La experiencia fue muy buena. Tuve resultados de todo tipo. 

Desde el que me agradece cada vez que me ve, después de tantos años, hasta el que me ha ignorado por completo, asumiendo que como entrevistado es el protagonista y no puede salir de ese rol.

Creo que lo interesante, en este caso es estar un poco de cada lado. 

Mañana, en mi condición de periodista, te puedo entrevistar a vos, y tengo que lograr que tu estrella brille aún más. Yo me bajo del lugar que vos me das, y ocupo otro rol. 

Es un desafío que hay que tratar de lograr. Pienso que ahí está la grandeza del ser humano.

Nos es ni más ni menos que recibir y dar, no importa cuál es el orden. Hoy por ti, mañana por mí. Así de simple.

Otra de mis experiencias, ayudando, fue hacer participar en mis proyectos a otras personas, que después tomaron esas ideas como propias, y exclusivas de ellos, sin tener conocimientos del tema. jaja. 

Bueno eso no terminó del todo bien. Me di cuenta en ese momento, que no en todos los casos se puede ser tan dadivoso. 

He editado con La Lupa Ediciones para otros autores, pero ya no lo hago. Tengo mucho trabajo con mis otras profesiones y mis conocimientos para editar y publicar los utilizo para mis libros. 

Esa experiencia publicando para otros no fue del todo buena.

Hoy, utilizo mi canal de YouTube para difundir todo lo que hago. 

Es algo integral donde puedo hablar de Coaching, de Metafísica, Aikido, Descodificación Biológica, de mis libros, de mis presentaciones. 

Y cada tema tiene una reflexión, un pensamiento, para mí un aprendizaje, que depende como lo tome el que está escuchando, puede serlo también para él.

Pero nunca lo planteo como “maestro ciruela”. Solo transmito mi experiencia.

En cierta forma, mi canal de YouTube reemplazó a lo que fue en algún momento mi portal digital. 

Lo que no estoy haciendo en este momento son entrevistas.

Quizá algún día vuelva. Por ahí sos la primera en este posible regreso, Jaja.


6- Cómo  incide en tu vida UNO , tu abanico de multi hacer o Poética de vida y debida.

Todo ese abanico, se relaciona, como si fuera un panal de abejas. Como si una gran red neuronal donde cada célula se comunica con la otra. 

Todos los “haceres”, se relacionan en forma armónica con los otros.

En este caso, también todos son Uno.

Termino teniendo un estilo único y personal, como es mi forma de escribir, que no se parece a la de nadie en particular. 

Cada disciplina tiene una visión poética de la vida, que consiste en ver cada momento como único e irrepetible.

7- ¿Es importante que lean tus obras?   ¿Te moviliza la entidad objeto libro en otros mundos, cada lector, cada uno es un mundo?

La importancia de que me lean está en el valor que el lector le da a lo que siente y piensa. Si logro movilizarlo y que descubra en mis escritos algo nuevo, algo que lo haga ver desde otra perspectiva, es importante.

Si no le gusta lo que escribo, también estoy haciendo mi aporte, ya que lo ayudo a descubrir que es lo que no le gusta y con qué cosa no se siente identificado.

Por otra parte, que alguien que en principio no conozco, se acerque a mí por mis libros y que un tiempo después regrese para pedirme otro libro, es importante para. Significa que estoy haciendo las cosas bien.  Que mi obra tiene valor, no solo para mí sino para alguien más.


Canal YouTube del autor    

Legnazzi Alfredo - Escritor - Periodista -Coach



 Entrevista en otro medio

El sueño del pibe

https://reprodigital.com.ar/nota/376/el_sueno_del_pibe

ARTÍCULO PUBLICADO EL VIERNES 21 DE JUNIO

EDICIÓN N. 111 - SEPTIEMBRE / OCTUBRE 2019

LOS DISTINTOS

“Todas mis actividades se interrelacionan al momento de escribir” 




Links, espacios del autor:

https://www.facebook.com/alfredolegnazziescritor

https://www.youtube.com/channel/UCXBYyRG6Rs96t1ReH4tAZKg

https://alfredolegnazzi.blogspot.com/

http://alfredolegnazzientrevistas.blogspot.com/

http://elprismaperiodismoindependiente.blogspot.com/





Humberto Rivas LA CONDESA SANGRIENTA y más...

Humberto  Rivas

Nace en Córdoba. Desde muy chico recibe en la ciudad de La Plata toda su educación y su apertura al mundo literario. Dramaturgo, pedagogo y autor de guiones.

Dictó seminarios, siendo los más destacados los referentes a las filmografías de Pasolini y Bergman. Fue docente en la Universidad de Lomas de Zamora y La Plata y en Escuelas de Teatro dependientes de la Dirección de Educación Artística de la Provincia de Buenos Aires. Escribió más de 30 obras de teatro y obtuvo 13 Premios Internacionales por su autoría en teatro, cine, radio y televisión. Algunas de sus Obras Premiadas son: "La luna y los pastores" - Festival Internacional Florencia/52. "Mancebos, demonios, doncellas y otras yerbas" - Festival internacional Uruguay 1968. "Un destino para el sargento Cruz" - Premio Argentores 1980. "Aldonzas se va a las indias" - Galardón Máximo Argentores 1994. Y sus últimas producciones: "Ceremonia de hombres solos" - Teatro Payró/97. "De reyes y de Hechizos" - Primera Mención Dramaturgos Mercosur/99 Organización Teatral Presidente Alvear


LA CONDESA SANGRIENTA  

  La Condesa Sangrienta. Se trata de una traducción y versión de Humberto Ceferino Rivas, dirigida por Ariel Bonomi, con un elenco integrado por Alejandra Aristegui, Jorge García Marino, Alicia Naya, Norma Gagliardi, Pablo Carrasco, Carolina Sánchez y Eugenia Ramírez. Según los responsables de este estreno, fue muy fructífero el intercambio con Dacia Maraini durante su estadía local porque les permitió conocer sus reflexiones sobre la condesa y establecer las siguientes coincidencias: “Este material ofrece la singularidad de que quien lleva el mal a la acción es una mujer, cuando generalmente se identifica al varón con la guerra, la crueldad... Ella supo llevar más allá del límite su pasión por la sangre y el dolor ajeno utilizando refinados métodos. Nunca puso en duda su derecho absoluto de noble para someter otros cuerpos. Una historia para adentrarnos en el problema del mal, reconocerlo, aceptar para transformarlo. La condesa Báthory murió amurallada en su dormitorio, donde permaneció tres años sin hablar con nadie, comiendo lo elemental que se le suministraba por un ventanuco, cubierta de roña y piojos. Desde ese hediondo hueco reconstruye su vida para nosotros, espectadores de finales del siglo veinte. Este siglo que supo realizar todos los horrores: sin duda, este personaje es nuestro contemporáneo”







 

CEREMONIA DE HOMBRES SOLOS

Publicado el agosto 20, 2014 por lunateatral2

Estándar

Ceremonia de hombres solos

de Humberto Rivas [1]

https://lunateatral2.wordpress.com/2014/08/20/ceremonia-de-hombres-solos/


 



























 


 


Claude Farias

Poesía: acción y sentido
Poemas de   Claude Farias  
 lectora nutrida, escritora y su construcción poética narra episodios con el rock pop jazz e idilio de la palabra ...
Aquel poeta extranjero 
ese que tenía ojos de río bravo 
que me enredaba como liana de la muerte 
cada vez que me leía a Joao Cabral de Melo Neto 
y me encendía los rubios tomándome de la cintura. 
  
Todavía siento que me respira, como perro vivo al oído. 
Que corre sobre mí, como río bravo,  
sin saber cuando es hombre y cuando lodo. 
  
Sí, aquel poeta de rasgos de cruda infancia 
de manos que acariciaban y también apedreaban. 
Sí, ese mismo que enamoraba mujeres, para robarle sus libros, 
el que comía arroz en un tazón (azul rajado). 
No sé qué fue de él. 
  
No existe bar de buenos aires que no te espere, 
ni Blues rasgado por el tiempo que no te evoque. 
Una misteriosa niebla te trae desde la otra orilla. 
Siento que tu cuerpo débil cruje sediento 
de ira y venganza. 
  
Dejé olvidado en un tren hacia el oeste 
ese adiós filoso, 
que tu cuerpo gritaba despiadado. 
Me echaste de tu vida, con tu sonrisa de ángel de papel 
y tu remera agujereada con la cara de Poe. 
  
Algunas veces te recuerdo. 
Aunque he conjurado el olvido de tu cuerpo  
y desintegrado de mi memoria ese cuento de Baudelaire  
que una noche entre vinos me contaste. 
  
Sólo sé 
qué  
muy pronto 
con la llegada del invierno 
me pondré a hilar la nieve,  
para hacer de ti 
ovillos del olvido.

Walter Monsalvo Walterio Mon

 



WALTERIO MON (Seud.)


Walter Monsalvo es Licenciado  y Profesor en Sociología de la Universidad de Buenos Aires.  Desde 2018 se desempeña como director de una escuela  secundaria de la Provincia de Buenos Aires. 

Con el seudónimo Walterio Mon ha registrado las siguientes obras:

Obras publicadas:

2020. "El Primogénito"

 Buenos Aires: Ed. Ser Seres.

2021. “Cuarenta y Tres y otros cuentos”. 

Buenos Aires.  Ed. Ser Seres.

Participaciones:

2019. "Corazón delator" 

Buenos Aires: Ed. Ser Seres.

2020. Siempre tendremos París II" 

Buenos Aires: Ed. Ser Seres.                    

2020."Que no callen las voces”. 

Chaco: Ed. Instituto Cultural Latinoamericano.         

2020."Luces 2020"  Selección de Microcuentos & Poesías del Mundo. 

Córdoba: Proyecto BCR. 

2021. “Microcuentos de Terror” 

CDMX: Crónicas en llamas.

2021. “Mitos y Leyendas del Mundo” 

CDMX: Crónicas en llamas. 

Redes sociales:

Facebook. Walterio Mon

YouTube: Walterio Mon

Instagram: Walterio_mon

                                       

Las Crónicas de Carlos Centurión





ELOGIO DE LAS CITAS

Se acercaba la fecha de entrega de la crónica y no aparecía ninguna idea. Cuando me telefoneó el Jefe de Redacción no supe qué decir y fui sincero con él.  Me escuchó en silencio y luego con claros signos de exasperación me respondió lo siguiente: 

—¿Cómo que no se te ocurre nada, Carlos? ¡Dejate de embromar, viejo! ¿No sabés qué escribir? Tomate el Roca hasta La Plata y algo va a salir. Escuchame, inventá una historia cualquiera, hacele decir algo a alguien y listo… la necesito antes de las 20.00 hs.  


Los críticos muchachos del barrio dicen que el que cita a otros no tiene personalidad. Dentro del mundo artístico, más precisamente  de la música, el “intérprete” no goza de la autoridad del cantautor. 

Aquí se pone en juego una gran decisión que debe tomar un músico: Cantar temas de otros artistas y tratar de mechar composiciones  propias o jugarse a cantar solo sus canciones y arriesgarse a que no lo escuche nadie.

Existen músicos que aprovechan un parecido físico con su ídolo y no dudan en imitarlo. Algunos consiguen ser contratados en bares y fiestas privadas generando así un ingreso por su actividad. 

En este caso nadie presta mucha atención al que canta pues saben de antemano que  no es el original. Al cerrar los ojos y con un poco de imaginación, pareciera  que  está actuando Charly García, Andrés Calamaro o Elvis Presley. 

Debo decir que un  imitador se torna más grotesco cuanto más se aproxima a su homónimo: En el caso de Elvis, aparecen dobles delgados y un tanto excedidos de peso. Estos últimos argumentan que fue la mejor época del Rey del Rock and Roll.

Resumiendo: en este caso el que cita, imita y el que imita de alguna manera cita.  


Hay personas que piensan que la cita es  un recurso discursivo que, como máscaras en un baile de disfraces, sirve para ocultar verdaderas intenciones. Más aún si el que habla es un político. 

Muchos se preguntan ¿a dónde querrá llegar este que construye su discurso en base a un cliché?   

La cita como instrumento de la retórica, del convencimiento por medio de las palabras, ni bien se hace presente produce reacciones contrapuestas: despierta dudas en el receptor atento y fervor en aquellos que son interpelados por su contenido.

Permiten que el orador, en la vorágine de su discurso, sostenga su propuesta con frases hechas o frases célebres que parecen ser incuestionables. No tanto por el contenido de las mismas sino por la persona que las dijo:

—Y como dijo Mahatma Gandhi: “Ojo por ojo y todo el mundo acabará ciego.”

Es cierto que muchas personas citan obras que desconocen. 

La cita es, en este caso, un fetiche, como suele utilizarse de souvenir un boleto de avión, un ticket de cine o una etiqueta de un traje. 

La cita representa un vuelo que quizá no se haya realizado, representa una prenda que tal vez no haya lucido o literalmente un libro que no se ha leído (es el caso de los que atribuyen la frase “Ladran, Sancho...” al Quijote de Cervantes).     

Para citar es necesario recordar. 

Si bien Borges dice que sólo una persona tuvo derecho a pronunciar ese “verbo sagrado” (recordar) y esa persona era Funes el memorioso, los que hacemos uso de lo que otros hicieron o dijeron, recordamos (o al menos creemos hacerlo). 

El que recita de memoria produce un efecto de fascinación en los oyentes. Como un médium en una sesión de espiritismo es “hablado” por el lenguaje que lo posee.  

Su acto de magia tiene eficacia si concluye la frase. En cambio si se queda en la mitad del camino pierde su encantamiento:

De un tiempo perdido 

a esta parte esta noche ha venido

un recuerdo encontrado

para quedarse conmigo.

De un tiempo lejano

a esta parte ha venido esta noche

un recuerdo prohibido

olvidado en el olvido.

Las citas son como elementos flotantes en el mar abierto y son un buen recurso para echarle mano cuando zozobran los argumentos. 

Son herramientas que facilitan la resolución de problemas y en este caso, siendo las 19.55 hs.  me han servido para finalizar una crónica: 

Say no more. 


LA VIDA ES UNA MONEDA

Puede resultar un facilismo o un recurso al alcance de la mano de cualquiera comenzar a hilvanar  algunas ideas sueltas con frases de otros. Pido disculpas al lector si al terminar esta crónica siente que ha sido estafado.

Rodolfito  Páez canta un tema titulado “La vida es una moneda”: claro que utiliza esta frase de manera metafórica para referirse a la lucha cotidiana por la subsistencia. “La vida es una moneda, quien la rebusca la tiene”; interpreto  que aquel lucha hasta el cansancio por sobrevivir puede hacerlo. 

En este tipo de sociedades mercantilizadas donde toda operación comercial es medida por el dinero, luchar por la vida es luchar por la obtención de  “metálico”. Y aquí comenzamos a transitar los sinuosos caminos de la filosofía en donde nos podemos plantear lo siguiente: 


¿Es el dinero un medio para alcanzar un fin (en este caso la vivencia o supervivencia cotidiana); o el dinero es un fin en sí mismo?  Y en ese caso... ¿importan los medios utilizados para obtenerlo?  


El autor de esta canción muestra inmediatamente su inclinación:

“La vida es una moneda, 

quien la rebusca la tiene, 

y ojo que hablo de monedas 

y no de gruesos billetes.”

Vale la aclaración porque uno, aunque “busque lleno de esperanzas” y se empecine en encontrar la forma de obtener grandes fortunas, muy pocos podrán lograrlo. 

En cambio, si hablamos de los valores que suelen guiar nuestras conductas, podemos decir que la dignidad es factible de perderse ante la menor oferta. No importa el monto del ofrecimiento de quien corrompe, sino de la fortaleza de los principios de quien escucha dicha oferta. 

No es la intención de esta opaca reflexión juzgar a nadie; tampoco derramar pesimismo por doquier al sugerir que cada hombre tiene un precio; sino tan sólo pensar en la justificación que hemos de esbozar ante los demás, si en busca de monedas nos tentamos con una pila gruesa de billetes y aceptamos.  


SOMOS OTRO SENTIDO

Hoy quisiera reparar en una cuestión social que, por su hermetismo, permanece en un cono de sombras. 

Las fuerzas creadoras y las fuerzas destructoras de las juventudes muchas veces suelen imponer una nueva realidad social. 

Nuevos códigos, nuevas modas, nuevas formas de relacionarse entre sí, nuevas ideas que chocan con las precedentes… En fin, las metamorfosis sociales a veces se producen a ritmos impensados.

La minifalda y el rock and roll marcaron a los sesenta.

En la década del setenta proliferaron las bandas urbanas de rock. Entre ellas apareció una que se autodenominaba Sui Géneris. Este término significa “excepcional o extraño en su género”. 

Lo “raro” es la punta de lanza de todo joven. Por ello, de tanto en tanto aparecen “raros peinados  nuevos”, ropa que un adulto no se pondría jamás, zapatillas espaciales con precios astronómicos, gestos y posturas.

En otras palabras, los jóvenes consumen  aquello que constituya una novedad y los distinga generacionalmente del resto de la sociedad.

Prometo no desvariar en este comentario, seré conciso e iré al grano. 

En la etapa de la adolescencia el sujeto que se está construyendo socialmente busca una identidad. El mundo de los adultos le resulta un tanto complicado. “Está bueno tener derechos y libertades” pero la contracara de ello es la responsabilidad que crece. Es entonces donde puede surgir la fantasía de “renunciar al contrato social” y fundar una sociedad nueva desde el comienzo ¿Habrá pasado esto con los hippies que se instalaron en El Bolsón?

Una vez disuelto Sui Generis, Charly García fundó otra banda con las mismas iniciales: Serú Girán. 

He buscado el significado de este concepto con obstinación y descubrí que no existe. Es un neologismo creado por el señor García. 

Serú Girán fue tan excepcional que su nombre ni siquiera existía como signo. 

Pero esto no termina aquí. La rueda del rock comenzó a girar y los jóvenes entendieron de qué se trataba: los significantes se condensan y desplazan constantemente. 


En los ochenta un joven que descubría una banda nueva la seguía cada vez que tocaba en bares de mala muerte. Aunque detestaban esta palabra, eran fans de la primera ola. 

Esto les otorgaba una “chapa” ante los demás, es decir un título. 

Ese “título” estampado en una remera negra, tenía más valor cuanto más gastada y descolorida. 

En otras palabras, aquel que se presentaba ante el grupo con una remera negra flamante con el nombre de su banda preferida era considerado un “recién llegado”. 

Si la banda surgía del circuito Underground y comenzaba a perfilarse como una superbanda, los primeros fans sentían que sus ídolos los habían traicionado al transar con “el sistema”. 


En los noventa con el surgimiento del “Grunge” el espíritu que guiaba a los adolescentes determinaba que no estaba permitido crecer en ningún sentido. 


En el año dos mil Serú Girán fue parodiado por los jóvenes que formaron una banda con el siguiente nombre: Cirujearán.  

Los jóvenes denunciaban las consecuencias de la explosión social que produjeron las políticas neoliberales, que habían conducido a un sector de la sociedad a  revolver en la basura. 


Con otro tenor quisiera contarles una anécdota de la cual formé parte. Un día mi hermano estaba escuchando una banda por entonces desconocida para mí. Le pregunté: 

— ¿Cómo se llaman?

—No Te Va  Gustar.  

Inmediatamente entendí de qué se trataba y volví a interrogarlo

—Pero decime cómo se llama y te voy a decir si me gusta o no…

—No Te Va  Gustar.


Hace varios años leí un graffiti que me llamó la atención, el mismo decía ``Somos Otro Sentido”. Me dije “un pedido de auxilio “SOS” que afirmaba no serlo”. 

Luego, pensé:

Si es “otro” el sentido que le otorgan ¿sigue siendo un pedido de auxilio? 

Tres puntos, tres líneas, tres puntos, es un mensaje en código Morse. Puede ser una señal visual iconográfica “SOS”, puede ser visual a través de destellos de luz, también puede ser sonora. 

¿Se puede hacer caso omiso al toparse con este signo?

Un llamado de auxilio es un llamado de auxilio. Nadie pide ayuda en vano. Y estos jóvenes, aunque lo negaran, parecían pedirlo.

“No Te Va Gustar”, “Somos Otro Sentido” y “Cirujearán”  otorgan nuevos significados a las palabras. Hacen lo mismo que hizo “Serú Girán” en su momento. Salvo que éstos lo dejaron bien claro desde el principio: 

“Mientras miro las nuevas olas

yo ya soy parte del mar” 



https://www.youtube.com/watch?v=5Whzd2CQLjg 


Reseña sobre Las Crónicas de Carlos Centurión.

 https://www.youtube.com/watch?v=1v6sHLmeGps


"La lámpara" del cuento LA CASITA DEL RÍO.

https://www.youtube.com/watch?v=H9Zcos4KxVk




 

 






Gustavo Noe Zavala Tren Loco

 


 Gustavo Noe Zavala (Gus ) 


La vida va descorriendo telones, nosotroS vivimos aferrados por el miedo a un papel que se vaa arrugando y envejeciendo. Posteando los relatos de la noche de jueves ,empecé a comentar algo de la actualidad de esa semana en nuestro país o en el mundo y acomodar un cuento o relato que

tuviera una relación con esa noticia.

La noche de jueves siguió apareciendo año tras año.,,,

página 181 Libro

 BAJO CERO, 

DE GRAND BOURG A TOKIO

Bajo cero..." es un libro increíble, que entrelaza narraciones personales, anécdotas, un poco de historia argentina y mucho sentimiento de barrio, donde la nostalgia te representa al ser una persona humilde de una familia de clase trabajadora.

Muy pocas veces me paso de sentirme reflejado en un libro, donde cosas tan cotidianas para uno se ven plasmadas en estas hojas que conforme pasaban los días iban llegando a su fin.

Si bien algunos textos ya los tenia en la memoria de haberlos leído en facebook hubo otros que no, y fue una grata sorpresa, leer al barrio, leer a un tipo como uno, con las mismas inquietudes, con el mismo sentimiento por la música, por pasar situaciones similares a la de uno para comparse un disco, un instrumentos y haber pateado las mismas calles de uno pero años antes que uno.

Este libro es increíble, me dejo una linda sensacion, no es moco de pavo lograr captar la atencion del lector ni mucho menos lograr que el lector se identifique con un par de párrafos.

Ayer volví al ruedo con las reseñas, y nobleza obliga arranque por otro libro que tenia en el tintero pero no me contuve las ganas de hacer la reseña de este vecino que por un par de días me cautivo con su forma de escribir y sus historias. Una cagada que lo termine tan rápido, pero eso es bueno ya que quiere decir que el libro cumplió su labor, la de captar la atención, trasmitir sentimientos y sorprender al receptor.

Publicado por arte y cultura punk en 10:11 

https://arte-y-cultura-punk.blogspot.com/2018/11/bajo-cero-de-grand-bourg-tokio.html?fbclid=IwAR36WJFZP0xDWiUMqCKK0qhdT3Pd3ZmJwPIa3cGC4Ixm60ObiqH3t4-GrbM








Cada jueves así: ( de cada cita, textos y notas, adjuntamos liny para quien desee  consultar fuentes y leer , oír , al mísico escritor Gustavo Zavala )

Canciones Letras

https://www.facebook.com/gustavozavala.cancionesletras


Gustavo había iniciado su camino artístico en los ´70 y formó diversos grupos hasta que en 1990 dio vida a Tren Loco, en donde se desempeñó además como principal compositor.

Desde entonces, la banda se estableció como una referente del género, con más de diez discos editados e innumerables giras por el país y por el exterior.

En solitario, Zavala publicó varios discos de música metalera adaptada para bebés y un único trabajo solista en 2017 titulado "S.U.R. (Somos una rebelión).


 También desarrolló una interesante carrera como escritor de cuentos de ficción y realidad fantástica. (Télam).


 


Gustavo Zavala -"Rompiendo el silencio" 

LIBRO, ensambles de la vida, el recorrido, la cuna, el hacer de Zabala, familia, amistad, gratitud , homenaje de dos autotes apasionados:año 2016 

Elizabeth Cena y Oscar Caro 

https://www.facebook.com/groups/268531769865375/members





 El Error - S.U.R. paredón... ¿Y Después?

Relato del libro    B AJO CERO, DE GRAND BOURG A TOKIO

Gustavo Zavala

  

EL ERROR


Buenos Aires, año 1994


Durante varios atardeceres de Octubre salieron al aire por radio "La Colifata" –una

Radio alternativa formada por internos del hospital Borda-

Diversos relatos acerca de un

Misterioso y ancestral mito denominado "

Juego y error".

El más entusiasta de los relatores era un interno de unos 40 años, d

E muy buen hablar, llamado Eduardo Brañas,

Quien aseguraba haber jugado y perdido,

Pero que no recordaba los detalles de su participación,

Solo cuando acercaba su cabeza al equipo transmisor de "

La Colifata",

Su memoria se refrescaba y le permitía recordar detalles del "

Juego".

Por supuesto, nadie lo tomaba en serio,

A excepción de sus compañeros del Borda y un joven médico interino

Recién recibido, llamado Mario Casares,

Quien se divertía escuchándolo durante

Las largas horas de guardia en el hospital.

Mario relató con lujo de detalles esta experiencia a través de las

Cartas que escribió a su hermana

Luisa, residente en San Rafael, Mendoza.


Querida Luisa:

Me divierto mucho cuando entre mate y mate

Eduardo comienza a recordar y me cuenta sus historias.

Una de ellas habla de "

El juego y el error".

Esta es la historia: el "

Juego" es milenario, una tradición,

Una especie de enfrentamiento o debate intelectual entre dos o más

Participantes;

Se trata de una competencia donde no

Cabe el error por más pequeño que éste sea.

El jugador que yerra, pierde definitivamente, y pierde todo...

El "juego" se basa en una antigua y extraña jugada de ajedrez que,

Durante siglos y por generaciones familiares

Se jugó y luego evolucionó hacia otras técnicas.

Nadie recuerda ni sabe cuándo y cómo se inició este juego, un

A leyenda lo describe según estos términos, comentó Eduardo.

Dicha narración asegura que "

El juego" cambió en varias oportunidades

El curso de la historia de la civilización.

Nadie, absolutamente nadie fuera de esa elite mística,

Puede tener conocimiento o noticia de la

Existencia de este juego, afirmaba convencido Eduardo.

Tal vez su origen se remonte a la época de la antigua Grecia.

Sócrates posiblemente fue uno de los primeros en jugarlo.

Existen rastros hallados en la antigua Jerusalén,

Donde uno de los posibles jugadores y

Presumiblemente perdedor fue Juan el Bautista.

La leyenda del juego se traslada a través del tiempo hasta el siglo

VIII y IX, época de cruzadas y guerras

Santas en la búsqueda del Santo Grial.

El eje del juego consiste simplemente en no errar.

El primer error cometido por el jugador define la partida,

Causándole al derrotado la pérdida de la memoria, l

A pérdida de la razón o la pérdida de la vida, se

Guía relatando el interno del Borda,

Más convencido aún de la veracidad de su historia.

En cuanto al premio, es todo un enigma:

Se supone que los ganadores ingresan en un nivel superior,

Quizás a la inmortalidad,

Desapareciendo para siempre de los ojos de sus congéneres a través de

Una muerte natural o violenta para pasar a una vida sempiterna en

Otra dimensión y así, tal vez, h

Abitar entre nosotros en estado invisible, manifestó el "

Loco" Eduardo.

Entre nosotros, los humanos, existe una atracción,

Una debilidad hacia el juego y hacia el desafío en todas sus

Versiones y variantes: intelectual, azar,

Exámenes y evaluaciones escolares,

Deportes, competencias personales, etc.

Esta misma naturaleza humana lleva en sus

Genes las reglas del juego, continuaba explicando.

La leyenda, además cuenta que Michel de

Nostradamus -profeta del siglo XVI- intervino en el "

Juego", aunque no puede asegurarse si resultó ganador o perdedor.

Tal vez su participación aún no ha

Terminado y juega en cada profecía que hizo.

Nostradamus dejó varios escritos que

La historia fue tomando como profecías.

Pero los hechos hablan por sí mismos:

El Juego se manifiesta en

Acontecimientos que parecen cotidianos pero no lo son.

Constantino el Grande,

Al fundar Constantinopla como capital del Imperio Romano,

Manifestó que su reinado era como formar parte de un

Juego y que era imposible que el Imperio se desmorone.

Quince siglos después los turcos

Invadieron esa ciudad y la destruyeron.

El emperador se había equivocado, cometió un "error".

Entre otros supuestos jugadores también se encuentran

Napoleón y Julio Verne y ya en este siglo, Adolf Hitler y John F.

Kennedy, pero sigue siendo un enigma saber si todos ellos resultaron

Victoriosos y si así hubiere ocurrido,

Estarían hoy entre nosotros sin que notemos su presencia.

Eduardo siguió su relato y aclaró: e

L secreto para ganar consiste en desarrollar al máximo nuestra mente.

Puesto que está comprobado que solo utilizamos un quince por ciento

De la capacidad cerebral, para aumentar su poder existe una técnica:

Se trata de excitar con un laser de alta frecuencia la base del eje

Hipotálamo-hipofisario,

Durante dos punto tres segundos en noche de luna llena.

De este modo, el cerebro actúa como un receptor de ondas de radio

Satelital y accede a toda la información que circula en Internet.

En la antigüedad, la filosofía apelaba a la intuición, a

Una percepción clara e instantánea de una idea o una

Verdad, como si se tuviera a la vista, más razonamiento y talento.

Eduardo parecía estar totalmente convencido de la

Existencia del juego y afirmaba haber participado.

Solía decir que el motivo de su trastorno mental era consecuencia de

Haber sido derrotado durante el desafío y aunque no lograba

Recordar su error,

Sospechaba ser el asesino casual de uno de los jugadores.

Te confieso, querida Luisa,

Que por momentos el relato de Eduardo me dio escalofríos,

Ya que seguí muy atentamente su historia y hasta

He llegado a pensar que no está tan loco como parece.

Te quiere, tu hermano Mario.


Buenos Aires, año 1999


Pasó el tiempo y Eduardo Brañas figuraba en el archivo

Del hospital Borda como "fallecido a causa de electro shock".

Entre sus pocas pertenencias se hallaba una pequeña carta

Manuscrita del propio Eduardo y su

Amigo Mario se la guardó celosamente.

El escrito decía:

Querido jugador o jugadora ciudadana del

Mundo, quiero confesarte que si el Universo del

Juego o el Destino, Dios,

O como quieras llamarle, ha puesto esta carta en tu camino ha sido

Por algo.

Fui un gran pescador y hallé en la orilla

Del rio una botella con un mensaje dentro

Escrito en arameo.

La curiosidad me llevó a aprender ese idioma .

No la pasé fácil en vida,

Cometí muchos errores.

Entiendo perfectamente cómo te sientes,

Porque yo también he enfrentado una situación

Sentimental y económica desastrosa que me

Hizo perder todos mis negocios, llenarme de

Deudas, también hizo tambalear a mi

Familia y hasta puso en riesgo mi propia salud.


Sin embargo, cuando llegué hasta el fondo de los

Fondos... al leer esa carta entré en el juego del Error...

Por eso, estoy convencido que tú también puedes hacerlo y ganar.

Yo voy a ayudarte.

Así que presta mucha atención a esta carta porque en ella voy a

Compartir contigo el método que me permitió superar mis propios

Bloqueos y reprogramar mi mente para poder resolver todos

Mis problemas aunque fallé, haciendo lo que realmente me gusta.

Te mostraré el secreto del "experimento"...

Que te ayudará a..."

Mario no solo leyó la carta sino que se

Animó a experimentar lo aconsejado por Eduardo.

Mario Casares ganó una beca de

Perfeccionamiento y viajó a Hamburgo, Alemania.

Como neurofisiólogo,

Comenzó a desarrollar su teoría psico-neuronal acerca de

La evolución de las capas cerebrales y su ultra desarrollo.

En pocos meses su éxito cobró renombre mundial.

Dos años después elaboró una nueva teoría

Que superó y enriqueció a la vez la mismísima "

Teoría de la Relatividad" de Albert Einstein.

Mario residía en Hamburgo y ya soñaba con recibir los Premios Nobel

De Física y Medicina por primera vez

Entregado a una sola persona y al mismo tiempo.

En esos meses un equipo de sabios científicos japoneses comenzó a

Analizar y corregir en su laboratorio uno de los puntos más

Importantes de la teoría de Mario Casares:

La cura total de la esquizofrenia y la oligofrenia, con total éxito.

Mario escribió a su hermana:

Este acontecimiento, querida Luisa, despierta toda mi ira y desagrado.

Puedo alzarme con el Premio Nobel y haré

Todo lo que esté a mi alcance para lograrlo.

Voy a debatir frente a frente con el equipo

De japoneses y los superaré ¡Hasta el bochorno!

Son mis teorías y nadie más que yo las manipula y

Combina. ¡Me pertenece el honor del Premio Nobel!

Te quiere, tu hermano Mario".


El aludido debate se realizó en Moscú y

Fue transmitido a todo el mundo científico.

El lugar elegido: el salón de los espejos de la Universidad de Moscú.

Mario corría con ventaja a su favor.

El poder de su mente le permitía leer el pensamiento

De las demás personas y ejercer el poder de la telepatía.

Estaba convencido que el debate sería

Como un juego del que saldría victorioso.

Llegó el día esperado y los tres científicos miembros del equipo

Japonés y su jefe Sasaki,

Elegantemente uniformados con oscuros trajes,

Fueron ubicándose lentamente a lo largo de la

Sala totalmente decorada con espejos en sus paredes.

Luego, se acomodó Mario con su impecable traje gris,

En una larga mesa frente a los sabios nipones y de espaldas a una

Oscura pared de espejos, apenas iluminada por una tenue luz azulada.

A espaldas de los protagonistas del debate vigilaban cuatro agentes

De seguridad vestidos de civil que pasaban

Inadvertidos entre el clima de expectativa y tensión.

Estos agentes de seguridad debían permanecer allí por exigencia de

Las autoridades de la Universidad,

Debido a varios atentados ocurridos

Semanas antes en la ciudad de Moscú.

El debate se inició a las quince horas y los primeros choques

Verbales no se hicieron esperar;

Un jurado de treinta científicos y pensadores de todo el orbe,

Traductores, periodistas y fotógrafos sumados todos a

Las cámaras de televisión rusa, completaban la escena.

Las horas comenzaron a correr y el stress de la discusión empezó a

Agotar a Mario Casares,

Quien debía esforzarse cada vez más para

Superar los difíciles argumentos del sabio Sasaki.

Habían transcurrido seis horas y varias pausas;

La situación se volvía dramática y mucho más para Mario, qui

En no soportaba la veloz y certera lucidez de sus adversarios.

La irritación y el cansancio lo derrumbaban

Poco a poco y comenzó a dudar de sus afirmaciones.

Por un momento,

Miles de imágenes y recuerdos corrieron por su mente alterada: su

Hermana Luisa,

Sus horas de guardia en el Borda,

El "loco" Eduardo y "el experimento".

Mario guardaba un secreto,

La muerte provocada a su amigo, el viejo manuscrito y ese

"Experimento" que terminó siendo un

éxito, su secreto más celosamente guardado.

Sabía que si cometía un error en su discurso,

Perdería el debate y sería derrotado, y esto es algo

Que no soportaría.

Al borde del abismo,

La desesperación lo invadió y lo sorprendió con la mirada fija en uno

De los dos agentes de seguridad que se hallaban detrás de

Sasaki y que estaban difusamente envueltos en la penumbra azulada.

Un fugaz pensamiento helado atravesó la mente de Mario.

Parecía inminente su derrota y enloquecido ante esta posibilidad solo

Atinó a mirar fijamente a ese agente de seguridad y en un último y

Agónico esfuerzo hizo uso de su poder telepático: l

E ordenó sacar su arma para apuntar directamente a la nuca de Sasaki.

El agente reaccionó abriendo los ojos,

Sobresaltado y fuera de sí, cumpliendo con la orden dada por Mario.

El hombre dirigió su Magnum a la nuca del nipón y en un último y

Agotador esfuerzo Mario le ordenó, a través de su mente, disparar.

El estampido sonó como una bomba en el salón de los espejos al

Tiempo que Mario sintió un violento aguijonazo en su propia nuca.

Lentamente comenzó a desplomarse sobre la imponente mesa del salón.

Todos los presentes seguían la escena

Absortos, entre gritos, flashes y conmoción.

Sasaki y su gente, sin entender que ocurría,

Fueron llevados rápidamente a otro sector de la Universidad.

Agonizante, sobre un charco de su propia sangre y rodeado de

Gente, Mario alcanzó a ver entre

Reflejos y comprender qué había pasado.

Entre enceguecedoras luces de flashes y gritos,

Comprendió "el error" que había cometido: e

L agente al que había dado la orden de matar,

No estaba ubicado detrás de Sasaki, sino detrás del mismo Mario.

Los difusos espejos lo confundieron, recibiendo el mortal balazo.

Había cometido un error y "el juego" había terminado para él.

Fin


 Gustavo Noe Zavala


Credits

Writer(s): Gustavo Zavala

Lyrics powered by www.musixmatch.com

Link

Disclaimer: i testi sono forniti da Musixmatch.

Per richieste di variazioni o rimozioni è possibile contattare direttamente Musixmatch nel caso tu sia un artista o un

https://open.spotify.com/album/5ng3GDIhB7Emo8f7YxucZk?si=msvQnHGbRxmG1ihBaz0d0g&nd=1


Arenas Blancas

Artista

S.U.R. Gustavo Zavala


Nadie se puso en mi lugar

Nadie sabe lo que siento

Ella tan lejos y aun está


Muy cerca en mi silencio


Ella me encontró

Hecho trizas en mi rincón.

En un mundo justo

No hay explicación

Con eso aprendí a vivír.


Distancia? no es nada

Si es amor verdadero.

Recuerdo su magia

El sol salió de noche.


Ella me encontró

Hecho trizas en mi rincón.

En un mundo justo

No hay explicacion

Con eso aprendí a vivír.


Distancia? no es nada

Si es amor verdadero

Recuerdo tu magia

El sol salió de noche


Me salvas... me matas...

Con tus palabras


Y fuimos dementes en una encrucijada

El viento en mi cara ... Arenas blancas.

Compositor   Gustavo Noe Zavala

La música de este video

Más información

Canción

Arenas Blancas

Artista

S.U.R. Gustavo Zavala

Álbum

Paredón... ¿Y Después?

Con licencia para YouTube de

The Orchard Music (en representación de Pattaya); LatinAutor - Warner Chappell, LatinAutor, Warner Chappell, ООО С.Б.А. Мьюзик Паблишинг/S.B.A.Music Publishing LTD, UNIAO BRASILEIRA DE EDITORAS DE MUSICA - UBEM



LLuvia y bar del abrazo

Artista

S.U.R. Gustavo Zavala

Álbum

Paredón... ¿Y Después?


Comienza a llover...

Un gris y un azul invaden el bar

Confuso placer.

Gotas que suenan, música humilde,

Van rebotando en el cristal

Nostalgia fatal, un desencuentro

Sublimes sueños del ayer.


Como un reloj las gotas caen

Haciendo vibrar al turbio cristal azul y gris.

Y la tristeza nos moja el alma

soñás que el arco iris te iluminó.

Y en ese cristal está tu alma en horas vacias azul y gris.


La lluvia traerá siempre un recuerdo,

Un pensamiento y sentirás que el tiempo pasó

Y aún queda tiempo ...

Vos sos el dueño de tu presente

Como el cristal...


El arco iris va detrás de la lluvia,

Amanecerá después de la noche,

Detrás de la noche...


La lluvia traerá siempre un recuerdo,

Un pensamiento y sentirás que el tiempo pasó y aún queda tiempo

Vos sos el dueño de tu presente.

Nadie querrá la gris tristeza

Pero un arco iris nunca saldrá sin la lluvia

Te espero en el bar...

Bar del abrazo.


S.Compositor   Gustavo Noe Zavala

U.R. "Lluvia y bar del abrazo" (Letra y música Gustavo Zavala) pertenece al segundo cd "Sur, paredón y después" interprete : S.U.R. Músicos Gustavo N Zavala : Bajo y voz Diego Montenegro : Guitarra Ale Fekete: Batería Facebook https://www.facebook.com/SomosUnaRebe... Wikipedia https://es.wikipedia.org/wiki/Gustavo... https://es.wikipedia.org/wiki/S.U.R._... Tren Loco. Apocalipsis. La bestia http://testicanzoni.mtv.it/testi-S.U.... año 2018

La música de este video

Más información

Canción

Lluvia y Bar del Abrazo

Artista

S.U.R. Gustavo Zavala

Álbum

Paredón... ¿Y Después?

Con licencia para YouTube de

The Orchard Music (en representación de Pattaya); Warner Chappell

 

 

 

PAZ DE MENTIRA


Viajo en los trenes de noche y de día

Soy uno más del montón

Busco trabajo, taller, oficina

Nadie me quiere tomar

!Paz, paz de mentira, paz!

Es una mierda lo que me quieren pagar!

Matan a un pibe en una esquina

Nadie se mete, nadie da cuentas

Hoy la justicia es la conveniencia

De los que tienen poder

Oh! Paz de mentira total!

VIVO EN  GRAN CIUDAD 2

Tren Loco 2005

Compositor   Gustavo Noe Zavala



 Sangre en el ojo. TREN LOCO

Quién fusiló a los chicos

Del andén?

Quién emparchó el balcón

De Pinamar?

Quién se hace cargo

De esta mie***, quién?

Un coche bomba brilla en

Tu placard

Eh! No te calles

Eh! No arrugues

El sida te encerró en

Un hospital

El gobierno te envolvió en

Un celofán

Quién se hace cargo

De esta mie***, quién?

Quien quiera hablar

Que lo haga de

Una p*** vez

Eh! No te calles

Eh! No arrugues

Sangre en el ojo

Sangre en el ojo


GRANDBOURG


TREN LOCO version del tema SANGRE EN EL OJO, letra y musica Gustavo Zavala del cd "no me importa" CAELOS CABRAL -VOZ MONCHO PREGLER -GUITARRA GUSTAVO ZAVALA BAJO POLLO FUENTES -BATERIA del año 1995 editado por yugular records www-trenloco.net




Ella (Se mueve en silencio)

  Tren Loco

Compositor   Gustavo Noe Zavala

 Ela es noche azul

Siento el fuego de su piel

Viene a mí otra vez

A embriagarme de placer

Hoy ya no me queda tiempo

Sé que ella está en silencio

No quiero dejar su juego

Sé que ella me lleva lejos

¿Dónde está el lugar que no puedo alcanzar?

Quiero entrar otra vez en su cárcel de placer

Hoy, ya no me queda tiempo

Sé que ella está en silencio

No quiero dejar su juego

Sé que ella me lleva lejos

•••

Hoy, ya no me queda tiempo

Sé que ella está en silencio

No quiero dejar su juego

Sé que ella me lleva lejos

Hoy, ya no me queda tiempo

Sé que ella está en silencio

No quiero dejar su juego

Sé que ella me lleva lejos

 


Letra de Ella (Se mueve en silencio) © Warner Chappell Music Argentina

Endemoniado (Hoy es mejor que ayer DVD)

Tren Loco -



SÁQUENME DDE AQUÍ

Oooohhh.....

Estoy tirado aquí perdido en este abismo profundo

y no puedo beber con mis ojos la luz en el mundo

mi cuerpo y mi alma están presos de un demonio perverso

y hay víboras que beben mi sangre es lo que yo siento


Sáquenme de aquí, sáquenme de aquí

antes que el fuego y el diablo transformen mi cuerpo

sáquenme de aquí, sáquenme de aquí,

antes que el fuego y el diablo me alejen de Dios


Me tratan de salvar horrendas figuras que gimen

y las veo morirse con salvas de grueso calibre

dejen que mi sol cobije mi cuerpo de nuevo

y fuera de esta niebla que mi alma se eleve hasta el cielo

Tomado de AlbumCancionYLetra.com

Sáquenme de aquí, sáquenme de aquí

antes que el fuego y el diablo transformen mi cuerpo

sáquenme de aquí, sáquenme de aquí ,

antes que el fuego y el diablo me alejen de Dios



Tren Loco - Hoy es mejor que ayer DVD Grabado y filmado el 6 de noviembre del 2010 en El Teatro Colegiales. Bs.As. ArgentinaTren Loco se formó en 1990, luego de la separación de Apocalipsis, en donde estaban el bajista Gustavo Zabala, el "Pollo" Fuentes y el "Turco" Atala (batería y guitarra rUn mes después el cantante Carlos Cabral dejó Dhak y se sumó a la banda, como así tambihttps Un mes después el cantante Carlos Cabral dejó Dhak y se sumó a la banda, como así tambihttps://www.youtube.com/watch?

 


 












  



 








 

Buscar en este blog

LITERARIAS RIODELARECONQUISTA

Sin lectores no hay literatura